martes, 2 de noviembre de 2010

recaudemos como sea


Esta mañana he ido a dejar a mi Lola en la guardería, como cada día, buscando maletines olvidados por la calle repletos de euros procedentes del blanqueo de capitales o de la financiación ilegal de los de las gaviotas, a ver si salgo de pobre y no tengo que entregar a los brazos de la monjacuervo a mi retoño sin cristianizar (aún y por muchos años).

Cuando hacíamos el trasvase de manos, me suelta la monja:

- Hay que pagar esta semana 30 euros.
- 30 euros?, pregunto yo, porqué?

Si me dice que porque se lo ha pedido dios, la arreo.

- Por los libros... dice suavemente mientras desvía la mirada hacia otros niños.
- Oiga, cómo que "por los libros"? ¿qué libros?, si mi hija tiene 16 meses¡¡ no sabe leer¡¡

Aquí la monja pone el modo on "que soy india y no me entero" y repite con su voz suave:

- Pues por las fichas, los libros y las fichas que usan...

Miren ustedes, he decidido no seguir indagando. Acepto el pago, qué le vamos a hacer. Cuando una tiene un bebé que en cuanto te das la vuelta se come una caja de tornillos (y los tritura concienzudamente y pide "mah, mamá"), hay cosas es que mejor no preguntar o te enfrentas a la respuesta que seguramente merezco, que debía ser algo como:

- Pues porque su hija se ha comido todos los libros de preescolar de esta planta y de la de abajo, los cuentos de disney (aquí hay que aplaudirla el buen gusto) y no ha dejado Pocoyo con cabeza. Su hija, señora, es una cabra montesa.

Prefiero pensar que esta es la verdadera razón y no que el afán recaudatorio del clero les lleva a estos extremos, porque mañana me veo pagando los condones en concepto de óbolo navideño. Ah, no que éstas no gastan.. pues las hostias.

Aunque esas se las daba yo gratis.

6 comentarios:

REYES dijo...

Son ellas, panda de cuervos, las que tendrían que pagar por tener a mi Lola entre sus pobres víctimas.
Ya verán cuando hable y les diga cuatro cositas.

Anónimo dijo...

No te creas, que en las guarderías privadas laicas también cobran hasta por que respiren los niños... que si el uniforme (camisetas talla 0 a 20 euros), que si las fotos, que si tal material para disfrazarse... La educación infantil es un bussiness dentro y fuera de la iglesia!

Fon Herrera dijo...

Me encanta eso de "poner en On...que soy india y no me entero". Ahora capto lo que quiere decir la mirada del paki de la tienda cuando te quedas esperando el cambio de diez euros y el te lo quiere dar de cinco.

Anónimo dijo...

y por qué llevas a tu Lola a un sitio religioso pa luego darle gratis las hostias a las monjas? no lo entiendo. me ha encantado tu artículo de "crianza con apego, wtf?" pero este no lo entiendo siendo tan racional como pareces.

Anónimo dijo...

hola, soy la de antes, ya me he enterado de porqué llevas a tu Lola donde las monjas, asunto arreglado. Tenía que haber seguido leyendo antes de escribir, perdona, pero es que soy católica y puedo entender, que de hecho entiendo, que no todo el mundo lo sea, pero es que me jode que se les critique siempre tanto a las monjas o a los curas todo lo que hace o dicen, cuando en otros colegios no religiosos también te saquean cada dos por tres con pagamentas varias. Es que si nos quejamos de que las madres fundamentalistas siempre están con la vara levantada defendiendo teorías y disparando puntas de flecha cuando nos ponemos en su contra, esto de ir atacando al clero me suena igual. que parece que no hay respeto en el mundo.
Dicho todo esto, si pedimos a las fundamentalistas que respeten nuestro derecho a educar a nuestros hijos como queramos, pues respetemos a los demás, sean católicos o no.

tribeca dijo...

Hola, anónima católica...

Lo primero, gracias por tu visita.
LO segundo, no veo qué tenga que ver que sea católica con que me queje de que saqueen en concepto de "libros" para un bebé que obviamente, no lee. Me da igual si el centro el católico, musulmán o laico. Es un saqueo.
Si consideras un ataque al clero decir que tienen afán recaudatorio, querida, revisa bien las noticias, porque es un hecho no una opinión. Opinión es decir que me parece mal (que me lo parece, esto sí es criticable si así lo quieres).
Y como has leído, pagué "religiosamente", así pues, respeté las normas. Soy perfectamente consciente que si llevo a mi hija a un centro católico he de acatar sus normas, no soy estúpida ni fundamentalista. Pero no confundas respeto con mi derecho a disentir sobre los métodos o razones. Son cosas distintas.
Te aseguro que si esto me hubiera pasado en otro tipo de centro, el post hubiera sido igual.
En mi blog puedes encontrar otros post en los que expreso mi opinión sobre la iglesia católica y tú, como todos, sois muy libres de criticarme por ello. Es más, te animo a ello, me encanta debatir.

Un beso