miércoles, 23 de enero de 2008

El diagnóstico


- Doctor, ¿qué me ocurre?. Estoy contenta pero lloro a cada rato. Me siento triste a veces pero rompo a reir. Ya no quiero ver la tele y escucho canciones nuevas que me dan calor. Encuentro guapo a Nick Cave y no me importa que Polly Jean Harvey tenga el pelo sucio cuando cantan juntos "Henry Lee". Se dan un beso al final y es mu bonito. El domingo había tres zapatos diferentes de bebé sobre un buzón de correos y me pareció que alguien los había puesto ahí para que yo los viera. Porque sabía que me iba a gustar. Sueño con malvaviscos. Y estoy pensando en dejar de fumar y correr la maratón de Sigüenza. Estoy muy preocupada, doctor. Dígame, ¿es grave?.

- Señorita (con perdón)... usté es un caso claro de Saudade. No es grave, no se angustie. Le voy a recetar a usté que se lea de cabo a rabo La Razón y el semanario Alba durante un mes, que vea (atendiendo, eh?, no se despiste) Diario de la noche durante quince días y escuche los grandes éxitos de Antonio Flores todo lo que su organismo -que ya veo que es más bien flojo- soporte, pero no menos de 10 veces, que la veo venir. Ahora, lo de querer dejar de fumar... no sé, eso no me gusta nada... y ya no digamos de la idea de la maratón... mire, está bien, va a hacer lo siguiente...

- Dígame, soy toda oídos, haré lo que haga falta... cueste lo que cueste...

- El 31 de enero va a ir usté a un sitio lleno de humo y gente de mal vivir, poetastros, gatospardos y abrazafarolas. No, no ponga esa cara. No hay más remedio, esto hay que atajarlo de raíz o acabará usté mal. No falte a la cita, a las 21h, pregunte por Pepeltenso y se me sienta, se me alcoholiza y se me fuma un paquete enterito de trujas. Sin rechistar.

- Está bien, doctor. Haré lo que dice. ¿Cuánto le debo?.

- Dos bofetadas.

- ¿Perdón?

- Está usté mal, señorita, ya lo estoy viendo. ¿A que quiere besarme?.

- Si, apasionadamente... es usted casi tan guapo como Nick Cave.

- ¿Lo ve?, enferma de Saudade hasta los tuétanos. Abofetéeme ahora mismo, cuatro mejor que dos. Forma parte del tratamiento. Vamos, no se resista... Y en un mes, la quiero ver aquí con un nivel dos de crispación.

6 comentarios:

pepeltenso dijo...

ya ves y yo queriéndote como a la que más. Que grande eres Tribeca.
Te espero el 31.

Gracias.

Anónimo dijo...

Encontrar ya simplemente atractivo a Nick Cave tiene su aspecto ciertamente preocupante...

Póngale remedio, con literatura o sin ella, o bien siga el "peneano", sincero e instintual consejo de ser golpeada por un determinado miembro viril (aunque ya se sabe que no es lo mismo estar jodiendo que estar jodida).

Pero tiene demasiado estilo, y opciones de meter seres en donde y por donde quiera, como para caer bajito, Sra.

Vaos, digo yo....

Besos

Reparador

tribeca dijo...

Reparador querido;

Comprendo (aún sin compartir) su preocupación sobre mis gustos masculinos: es raro, lo sé, para fortuna de feos que mis ojos vuelven hermosos.

Pero sí le digo que las mujeres con estilo, como yo -gracias- , también follamos con capitanesverga cualesquiera... y nos encanta.

besiños

Anónimo dijo...

Estimada Sra.:

Ni comprendo ni comparto que deduzca que enjuicio sus gustos masculinos, sino en una tesitura que presumía transitoria.

Sin duda los feos llegarán al reino de los cielos, y encantados, pues. Y de raro, lo coyuntural from my own point of view. Pa gustos ló colore...

Independientemente de capitanesverga y folladores natos, sugeridos en todo caso como remedios balsámicos; eso sí, sin fecha de caducidad...

Qué mayor estilo que estar encantada en esas lides, por favor....INDUDABLE.

Pues eso...

Reparador

Mondo Gitane dijo...

Nick Cave era y es (pese a esas entradas lluisllachescas) impresionantemente atractivo.
El libro del poetastro ande dise que se puede pillar?

Necio Hutopo dijo...

"Abofetéeme ahora mismo, cuatro mejor que dos. Forma parte del tratamiento"... Al menos no remató con un "Ahora pógame esas esposas... Sí... Sí, con la máscara de cuero mejor... Sí, con un látigo... Anda, que es parte del tratamiento"...

Está bien, ando un poco raro estos días