jueves, 29 de noviembre de 2007

Tócala otra vez, nena

Le grité al espejo 48 veces la misma canción. Recordé que hacía muchos años lloré escuchándola. Alguien me había roto el corazón y por algún motivo, aquella canción me vinculaba a él, o me hablaba de él, o yo me lo inventé todo. No puedo recordarlo. Tampoco puedo recordar quién era él. Demasiadas cuentas que hacer. Sólo que me hacía llorar.

Ayer le grité al espejo 48 veces la misma canción. Y lloré, para hacer juego. Pero ayer sí sabía quién me hacía llorar.



Desperté en Buenos Aires.

24 comentarios:

Mondo Gitane dijo...

Vd. tuve un rollete con el Risi?? Días de vino y jamaro en la Elipa?? Ay, esos Burning crepusculares...

CurroClint dijo...

Todos tenemos una canción especial que nos emociona inconteniblemente...
Y que se puede repetir para más historias, curiosamente.
Besos, vecina

tribeca dijo...

El Pepe Risi está un poco muerto, me temo. No, nunca tuve intercambios carnales con el don. Ni vivo ni muerto. Creo que necesito una cerveza que esto se está poniendo muy negro.

Daeddalus dijo...

No 48 pero un par de veces, al menos, he gritado yo esa canción. Aunque de eso hace mucho. Ya no lloro... (hasta que vuelva a hacerlo). No creo que merezca la pena. Besos y abrazos.

marea@ dijo...

Un grupo bastante referente de la llamada movida..... me has trasladado a aquellos años donde el "que hace una chica como tú en un sitio como este" nos acompañaba en más de una ocasión. Siempre me ha ocurrido, como a todos imagino, el que una canción quede ligada a alguien, algo o algún momento de la vida... es bonito volver a recordar.... cuidado con la melancolía. Un abrazo. Mare@/Vento

Necio Hutopo dijo...

Como dijo curro arriba... En el soundtrack de nuestras vidas todos tenemos las canciones de alegría y las de tristeza... A veces recordamos porque son unas de alegría y las otras de tristeza... Otras veces sólo son un acompañamiento musical para nuestro ánimo o, por lo menos, un pretexto para la catarsis

Prisamata dijo...

La podría haber compuesto ayer por la noche si no fuera porque ya existía.

Prisamata dijo...

(entre otras cosas, incluidas la falta de talento musical)

grovicus dijo...

En mi época de estudiante golfo, más lo segundo que lo primero, recuerdo cerrar mi bar de costumbre los martes con esta canción, casi cayéndome, cerrando los ojos y berreando más que cantando. No me recordaba a nadie en especial pero a la vez pensaba en más de una persona, no se si todas el mismo día o una cada vez, al acabar casi nunca me llegaba el dinero para pagar mis consumiciones, dejaba un montón de monedas haciendo bulto en la barra y me iba conociendo las esquinas que había hasta mi piso.

pepeltenso dijo...

déjese de rollos poetastros y haga usté ese articulillo sobre esos mendas de la Division.

Anónimo dijo...

yo tengo una canción de colplay que cuando estoy feliz me pone muy feliz, pero he llorado días escuchandola...

espero que te hayas recuperado de la llorera.

un besito

elrumbodetussuenos/mónica dijo...

el comentario de arriba es mío

Anónimo dijo...

Está usted ahí, sra. Tribeca?

Quería hablarle de canciones y otras melodías.

Reparador

Amanda dijo...

Sea lo que fuera o quien fuese, con 48 veces basta.

Dale al play de la risa, anda.

mondo osea dijo...

sois, osea, superordinarios, osea:
http://www.raquelhernandezsupermodelo.blogspot.com/

Boneca do gelo dijo...

No creo que nadie merece que lloremos por él/ella, aún así, a veces llorar desahoga. Yo prefiero llorar sin saber porqué ni por quien: empiezo y ya pararé.

pepeltenso dijo...

por cierto, que la banda lo que tenía que hacer es leer poesía y para eso lo mejor es descargarse mi revista y echarle un vistazo.
http://www.es-hora-de-embriagarse.net/Archivos/Es_hora_de_embriagarse-numero_01.pdf

Kiku Montejo dijo...

Pero, querida! ¿Es que acaso no puedo dejarte sola?

Haz caso a Amanda, en estos temas ella es la experta: 48 veces son más que suficientes…

Burning… uf. Qué tiempos aquellos. Recuerdo el día que murió, cuando me dieron la noticia yo estaba echando una chuleta sobre una barbacoa. Qué cosas, de lo que se acuerda una… y qué cosas.. de lo que nos olvidamos a veces (léase tus lágrimas de aquel entonces)

Burnig me recuerda al Penta. Te invito a una copa ahí, si está al lado de casa... no seas vaga y vístete ya.

No más tragos, no más penas
No más cantos de sirenas
Ni leyendas de dolor
Ay amor

No más lágrimas

Fortaleza destruida
No más tierra prometida
Ni cadenas de pasión
Corazón

No más lágrimas

Nadie puede ser el dueño
De los mares del ensueño
Y la flor del pensamiento
La deshoja el viento

Déjame con mi ceguera
No más leños en la hoguera
Quedan brasas de rencor
Ay amor

No más lágrimas

Nicolas dijo...

Todos tenemos esa cancion que nos traen recuerdos q estallan y se clavan com esquirlas, lo bueno seria encontrar aun cirujano/a de muy buen ver que sea como extraerlas.... verdad??

que tal amanecesite?

besos

NEBET-HET dijo...

Espero que vuelvas prontito a escribir, sera buena señal.

Por cierto aunque me lo pediste, me parecia una falta de cortesia insultarte la primera vez que te visito, asi que para la proxima, jejeje...

Fue divertido el sabado. Ciao

joaninha dijo...

aynss, con lo tonta que estoy yo... pues mi último ex (y que no consigo quitarme del estómago) me compuso varias canciones... así que no te cuen...

un besón!

Nicolas dijo...

holaaa ¡¡¡

a ver si escribimos , que estamos esperando

un beso

Necio Hutopo dijo...

Sigo de vacaciones, pero no quería dejar pasar la oportunidad de desearle FELIZ AÑO NUEVO...
Nos seguiremos leyendo
(en cuanto regrese prometo que leeré las actualizaciones... si las hay)

Mondo Gitane dijo...

Feliz Año, Pelandusca Favorita!!! Que siga Vd. tan simpática en este pinche 2008 que ni modo de que sea peor que 2007!!